En Colombia: Envío gratis por compras mayores a $200,000 COP

Cambia la moneda

¿Cómo ha evolucionado la bicicleta en los últimos 200 años?

1800 – 1840

Un hecho relevante, sin duda alguna en la historia, es el invento de la bicicleta en 1817 por Karl Von Drais. En aquella época la bicicleta fue llamada Laufmaschine, que en alemán significa “maquina andante” y fue patentada como el primer transporte de dos ruedas propulsado por un ser humano. Tiempo después otro personaje llamado Denis Johnson de Londres, creó una nueva versión de esta tallada casi toda en madera y con una rueda delantera orientable.

En esta época, la bicicleta fue usada para reducir el tiempo de viaje a la mitad aunque esta todavía no disponía de pedales. Las personas entonces, tenían que impulsar de una forma muy precaria su bici hacia adelante con los pies y deslizarse cuesta abajo, mientras intentaban guardar el equilibrio.

Entre 1818 y 1820, tener una bicicleta se convirtió en una moda que se extendió por Europa occidental y América del Norte y se consideraba un nuevo objeto que había que poseer, sobre todo en la sociedad londinense. Tiempo después, la popularidad disminuyó y en algunas ciudades incluso se llegó a prohibir su uso, debido al número de accidentes que se producían.

1840-1880

Durante la década de 1860, Pierre Michaux, fundador de la Michaux Company, desarrolló la primera bicicleta de dos ruedas , al cual fue comercialmente exitosa; esta contaba con pedales y manivelas giratorias en la rueda delantera para que el ciclista pudiese conducir hacia adelante pedaleando. Fue un éxito repentino y, por un instante, la bicicleta se volvió a poner de moda.

En aquel momento también empezaron a tener éxito los triciclos y velocípedos de cuatro ruedas, fomentando la aparición de inventores que intentaban desarrollar modos de transporte cada vez más veloces.

1880-1920

En 1880 se aumentó el tamaño de la rueda delantera. Esta nueva bicicleta con una rueda delantera gigante y pasó a conocerse como “penny-farthing”. Otros nombres que se le atribuyeron fueron rueda alta o bicicleta común y ganó popularidad rápidamente, especialmente en Gran Bretaña y Estados Unidos. Varias invenciones claves en este momento redujeron el peso de la estructura y facilitaron la comodidad para el ciclista. Aunque el original diseño del penny-farthing, permitió ir más lejos y más rápido no resultaba práctico, ya que era de difícil dirección y conducción y cualquier tipo de obstáculo en el camino resultaba extremadamente peligroso y podía lanzar al ciclista de cabeza contra la vía.

 

A finales de 1890, la “bicicleta de seguridad” con las dos ruedas del mismo tamaño, tomó el papel de uno de los desarrollos más importantes en la evolución de la bicicleta. Se convirtió en la estructura de la bicicleta actual, junto con otras características clave como pedales unidos que propulsaban la rueda trasera a través de la cadena de transmisión y los engranajes, y manillares y horquillas que soportaban la rueda delantera, que aún están presentes en las bicicletas. Esta época para el ciclismo se convirtió en la conocida “edad de oro”, o  como otros la llaman “la locura de la bicicleta”. También tuvo efectos de largo alcance sobre el papel de la mujer en la sociedad, fabricándose los primeros modelos únicos para mujeres y recibiendo el titulo de “maquina de libertad” ya que  una mujer que supiera montar en bicicleta podría disfrutar de un aumento de movilidad física que la hacía ponerse al mismo nivel que los hombres.

1920 – 1960

Durante este período, el boom de la bicicleta disminuyó, dándole paso al nuevo invento de moda: el automóvil. En las grandes ciudades, los ciclistas solían ser deshonrados por los conductores, ya que el coche se convirtió en el medio de transporte preferido para la mayoría de la gente. Sin embargo, durante la década de 1920, en China, el entusiasmo por el ciclismo se incrementó, y fue así como se  establecieron las primeras fábricas de línea de montaje para bicicletas. En 1949 la mayoría de la gente en China se trasladaba del trabajo al hogar en bicicleta, y en 1958 China producía más de un millón de bicicletas cada año.

 

1960 – 1990

Entre los años 60 y 1975 en Estados Unidos se vio uno de los mayores picos de popularidad de la bicicleta desde su invención. Empezó a cobrar popularidad como el “boom de la bicicleta” incentivando una mayor conciencia de mantenerse en forma,  y fue así como las ventas de bicicletas se duplicaron entre 1960 y 1970, y volvieron a duplicarse entre 1971 y 1975. Este fue el momento en que nació la famosa BMX, cuyo diseño se inspiró en los campeones de motocross y cuya popularidad se extendió entre los jóvenes.

En esta época también se  fabricó la primera bicicleta de montaña, basada en un diseño realizado en la década de 1970 por un grupo de hippies de California. Estos modelos fueron diseñados para el ciclismo todoterreno y utilizadas principalmente para actividades como el freewheeling o rodada a la deriva por senderos de montaña, caminos no asfaltados, a campo traviesa, terreno y áspero.

  2000 – Hasta la actualidad

Hoy en día, muchas ciudades de todo el mundo apoyan activamente el ciclismo y han creado una cultura alrededor del ciclismo. Podemos ver como cada vez más personas recurren a las bicicletas como una forma ecológica, divertida, saludable y económica de moverse por la ciudad. Los primeros años del nuevo milenio vieron el inicio del movimiento hipster, que surgió en lugares como Brooklyn (Nueva York) y Portland (Oregón), en Estados Unidos Esta; cultura se extendió como la pólvora por todo el hemisferio occidental. Surgieron también las primer marcas de ropa y accesorios para ciclistas que impulsaron este movimiento el cual llevaba al ciclista a usar prendas más cómodas y ajustadas a su piel, con diferentes formas, gustos, diseños, modas y estilos.

Sin duda hoy en día el ciclismo es uno de los deportes más importantes y reconocidos a nivel mundial y muchas personas han optado por hacer de su bicicleta un estilo de vida, superación y entretenimiento.

Bella in Sella hace parte de esta cultura que incita al ciclista a pedalear, no solo con sus pies, sino con su vida, corazón y fuerzas. Somos más que una tienda de ropa para ciclistas y queremos hacer parte de esta revolución causada por dos ruedas.

Share this post



Deja un comentario