En Colombia: Envío gratis por compras mayores a $200,000 COP

Cambia la moneda

El gran “Chavito” del ciclismo.

En el occidente de la capital de Colombia, con problemas respiratorios, pálido,  presentando déficit de peso y un “poco feo” , como se ha descrito en varias entrevistas, llegó al mundo este joven y deportista vivaz y curioso, cuyo nombre sería Estefany, pero que al enterarse sus padres de que era varón, se transformó en Johan Esteban Chaves Rubio, mas conocido como “Chavito”

Esteban Chaves, con tan solo 25 años, , es uno de los ídolos del ciclismo colombiano; ha alcanzado la victoria en dos etapas de la Vuelta a España y el segundo lugar en el Giro de Italia 2016.

Su primer acercamiento a la bicicleta fue practicando bicicrós en el parque El Salitre, ya que su papá era un aficionado al ciclismo y lo impulsó a entrenar y así mismo a levantarse; pues cuenta Esteban, en una de las entrevistas realizadas por el periódico El Tiempo”, que un día después de hacer algunos saltos, tuvo una caída y se golpeó fuerte la cara y su padre en ves de ayudarlo le dijo:  “Levántese, usted puede, sea berraco”

El padre de Chaves siempre mantuvo a sus dos hijos pegados al deporte, debido a que esto, formaba en ellos el carácter, la disciplina y la constancia; lo que los llevó a estar desde pequeños, en cursos de natación en la Cruz Roja y de atletismo.

Uno de sus primeros logros en el ciclismo fue en el Campeonato Nacional en Popayán cuando tenía 16 años, allí quedó de segundo en la contrarreloj de la categoría 15 y 16 años. Tiempo después de 17 años quedó de 40 en la Vuelta al Porvenir y en el siguiente año de sexto; también participó en la contrarreloj en Popayán en donde quedó de sub campeón Nacional, Sub campeón Nacional en la prueba por puntos en Duitama, Vuelta a Colombia en el puesto 18 y premio al mejor joven y en el Tour de California, en mayo del 2014, ganó la etapa reina.

Gracias a la humildad y el carácter de su padre y a la sonrisa y nobleza de su madre, este ciclista ha demostrado desde niño, que la perseverancia y la disciplina; son virtudes que lo han llevado a triunfar pero que también lo ayudaron a superar el nefasto accidente que sufrió en el marco de Laigueglia (Italia – 2013), en donde la valoración medica arrojaba como resultado un trauma craneoencefálico, contusión pulmonar, fractura del yunque derecho (oído), fractura malar (pómulo), fractura del esfenoides derecho (en la base del cráneo) y fractura de la clavícula.

Esteban, se tuvo que enfrentar a dos operaciones: la primera fue de la clavícula y la segunda de los nervios del brazo derecho, esta segunda, demasiado riesgosa pero necesaria para salvar el movimiento del brazo; si no se hubiera hecho, no lo pudiese mover en la actualidad.

 

Apoyo del Orica Scott.

A pesar del mal estado de salud de Chaves, el Orica Scott  (Australia) decidió apoyarlo y hacer todo lo posible por sacarlo adelante. En ese momento le propusieron un contrato y le ofrecieron todo lo que necesitaba el ciclista para la recuperación, entre eso, terapias en cualquier parte del mundo costeadas por el equipo.

“Chavito” ha dicho en varias oportunidades, que es el consentido del equipo y que lo han cuidado de gran manera, hasta el punto de preocuparse porque aprende su lengua.

Actualmente, este colombiano trabaja por conseguir buenos resultados y victorias, pues ha dicho que es la forma de agradecer al equipo todo el apoyo que le brindó en uno de los momentos más difíciles de su vida; equipo en el que quiere estar por mucho tiempo más, asegura.

Esta fue la segunda vez, en su corta vida,  que Esteban le ganaba a la muerte y le apostaba a la vida. Hoy en día sigue triunfando y levantando su brazo como símbolo de fortaleza y superación.

 
 

Sobre la actual Vuelta a España, ha sido uno de los rivales más fuertes de Froome y asegura que si se trabaja con conciencia y disciplina se pueden hacer cosas bonitas en esta vuelta.

Share this post



Deja un comentario